En época de frío, cuídate de la gripa




La sordera súbita, cuyo término médico es hipoacusia neurosensorial súbita, se presenta cuando las personas pierden parcialmente el oído con una sordera de al menos 30 decibeles. Suele presentarse en menos de 72 horas en pacientes que nunca han tenido problemas auditivos, normalmente mayores de 40 años.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés), la pérdida de la audición de 30 decibeles causa que una conversación normal se escuche como si fuera un susurro.

Pero ¿cómo saber si se padece de sordera súbita? Algunas personas notan que tienen sordera súbita cuando hablan por teléfono o se despiertan en la mañana e incluso, hay pacientes que escuchan como un ‘plop’ fuerte antes de dejar de oír.

Normalmente afecta solo a un oído y las personas que la sufren pueden sentir mareos o vértigo, o escuchar un ruido o silbido permanente en el oído, conocido como tinnitus.

Los síntomas de sordera súbita deben considerarse como una emergencia médica y consultar al médico de inmediato. Aunque aproximadamente la mitad de las personas con sordera súbita recuperan parte o toda su audición espontáneamente, retrasar el diagnóstico y el tratamiento puede disminuir la eficacia del tratamiento.

Además de la gripa, es recomendable revisar el oído si sufrimos también de alergias por la conexión que existe entre las vías respiratorias y el oído, porque el cuadro alérgico provoca que las vías respiratorias se inflamen y que se incremente la secreción del moco, lo que en ocasiones puede derivar en otitis.

Ya sea por una gripa o una alergia, nuestro oído puede verse afectado y mucho más en época de frío, como ahora, por lo que es muy importante hacerlo revisar periódicamente y evitar así enfermedades mucho más graves que a la larga pudieran hacernos perder el sentido del oído definitivamente.

Redacción Starkey https://www.starkey.com.mx/per...

Por admin

Archive