Ototoxicidad por medicamentos, un foco rojo para la salud auditiva




La aspirina, así como ciertos antibióticos y algunos anticancerígenos son ototóxicos para el oído por el efecto nocivo que determinadas sustancias en sus compuestos ejercen sobre éste.

La salud auditiva está ampliamente relacionada con la salud y el bienestar en general, y para ejemplificar lo anterior hablemos de algunas enfermedades como la Otoesclerosis, que puede afectar los tres huesos diminutos en el medio oído y provocar pérdida auditiva; o la Hipertensión Arterial, que puede ser un factor de aceleración de la pérdida auditiva en los adultos, o bien la Diabetes, donde la pérdida auditiva es doblemente común en personas que la padecen que en las que no.

Lo más normal es que el médico tratante prescriba fármacos para hacerle frente a estos padecimientos; sin embargo, en algunos casos, una dosis más alta que la indicada o la combinación de ciertos medicamentos puede convertirse en “veneno para los oídos”. En muchas ocasiones el uso excesivo de dichos fármacos es justificado por el padecimiento en sí, como en diversos tipos de Cáncer o la Tuberculosis.

Entre los síntomas que se pueden llegar a tener por ototoxicidad por fármacos, se encuentran los siguientes:

  • Pérdida de audición
  • Acúfenos (ruido o pitidos en los oídos)
  • Problemas de inestabilidad, mareo, vértigo y desequilibrio

El oído se divide en tres partes: oído externo, oído medio y oído interno, siendo este último atacado por los compuestos ototóxicos de forma muy específica en las células ciliadas. Concretamente, la cóclea contiene los receptores sensitivos para la audición y el aparato vestibular es el responsable del equilibrio. Es importante mencionar que a la fecha no existe un tratamiento para la ototoxicidad por medicamentos, pero es una causa de pérdida auditiva.

¿Qué hacer? Lo más importante es no automedicarse, el paciente siempre debe acudir a consulta, así sea por un resfriado común o un dolor de cabeza; además de suspender la ingesta del medicamento si nota que le está causando algún cambio en su escucha o alguno de los síntomas de los que hablamos anteriormente y, lo más importante, comunicárselo inmediatamente a su médico de cabecera.

Por Joseph García, audiólogo y gerente de Capacitación para América Latina de Starkey

Por admin

Archive