Auxiliares auditivos en niños1

¿Cuándo puede empezar el niño a usar auxiliares auditivos?

Entre más temprano se detecte la pérdida de la audición, mejores serán los resultados de la rehabilitación. Si se confirma la hipoacusia a través del tamizaje auditivo los neonatos pueden utilizar los audífonos a partir de cuatro semanas de edad.1

¿Por qué son tan importantes la identificación e intervención tempranas en caso de pérdida de audición?

La audición es esencial para el desarrollo del habla, la habilidad para comunicarse y el aprendizaje. Mientras más temprano se diagnostique la hipoacusia y comience la rehabilitación (incluido el uso de auxiliares auditivos), mayor probabilidad habrá de tener éxito en la formación de estos aspectos tan importantes. Los estudios demuestran que los niños diagnosticados con pérdida de audición y que reciben tratamiento antes de los seis meses, pueden desarrollar el lenguaje de manera similar a la de sus compañeros que tienen audición normal.1

¿Existen opciones de apoyo para el financiamiento?

Consulte a su Profesional de la Audición las opciones de pago, planes de financiamiento a meses sin intereses y/o promociones disponibles para la adquisición sus auxiliares auditivos. No hay costo más alto que dejar pasar el tiempo, existen productos y planes de pago a su alcance.1

¿Qué tipo de auxiliar auditivo es mejor para los niños?

Es importante colaborar con el audiólogo y el equipo de intervención temprana para evaluar las necesidades del niño. Los auxiliares auditivos seleccionados para el niño deben ser fáciles de manejar y monitorear para los padres y personas al cuidado de niño. Será preciso ajustar y afinar los auxiliares auditivos según se obtenga información más detallada sobre la pérdida de audición del niño. Es preciso, además recordar que las orejas crecen a medida que lo hace el niño. Por lo tanto, es necesario programar con frecuencia y regularidad cambios del molde del oído. Por último, los niños conectan con frecuencia los auxiliares auditivos a sistemas auditivos asistenciales cuando están en la casa o en la escuela. Por lo tanto, el auxiliar auditivo debe tener características especiales (bobina fonocaptora y capacidad de entrada directa de audio) que permitan esta conexión.1