Tipos de auxiliares auditivos1

Existen auxiliares auditivos de diferentes formas y niveles de tecnología, adaptándose a la hipoacusia y estilo de vida del paciente. El seleccionar el modelo adecuado depende de diversos factores como:

  • Grado de hipoacusia (pérdida auditiva)1
  • Tamaño y forma del oído externo (oreja y conducto auditivo)1
  • Gustos y preferencias personales1
  • Destreza y habilidades manuales para el manejo del auxiliar1
  • Nivel de tecnología1

A continuación se describen los diversos estilos de auxiliares auditivos que se adaptan a cada estilo de vida:1

BTE / Retroauriculares o detrás de la oreja

Como lo indican sus siglas en inglés BTE (Behind The Ear), estos auxiliares se colocan detrás de la oreja y son conocidos como retroauriculares. Se conectan al oído mediante un molde hecho a la medida del pabellón y conducto del paciente, y este molde sirve para fijar el auxiliar al oído y dirigir el sonido procesado hasta el tímpano, además deberá de ofrecer un buen sellado para pérdidas severas y profundas. Estos audífonos son muy versátiles, ya que compensan hipoacusias desde ligeras hasta profundas y restos auditivos, además de ser los más indicados para pacientes pediátricos. Su uso requiere poca destreza manual. Pueden utilizarse cómodamente incluso con armazones de lentes.1

BTE / Retroauriculares o detrás de la oreja con adaptadores abiertos

Para pacientes que no requieren mucha amplificación sonora y que su pérdida auditiva es principalmente en los tonos agudos, los adaptadores de oído abierto son una gran opción; ya que permiten que los sonidos sean percibidos de manera más natural al contar con una amplia ventilación, logrando así que el paciente perciba los sonidos de manera amplificada y directa al mismo tiempo. Estos adaptadores cumplen con la función del molde sin tener que hacerse a la medida del oído del paciente. Están disponibles en diferentes largos y calibres que se acoplan al pabellón y conducto del usuario. Ayudan a reducir las quejas relacionadas con el volumen de la voz del propio paciente, conocido como el efecto de oclusión. El tubo que conecta el auxiliar con el conducto auditivo es muy fino y discreto. Se recomienda que el paciente cuente con destreza manual media para su colocación y uso.1

RIC / Receptor en el Canal

Otra opción que se adapta detrás del oído son los modelos receptor en el canal RIC (Receiver In the Canal). Su funcionalidad es similar a la de los adaptadores abiertos, permitiendo una audición más natural y ventilada; con la diferencia de estar conectados al oído por un cable delgado y discreto que alimenta al receptor que se inserta en el canal auditivo. Sus diferentes tallas hacen que puedan adaptarse desde la primer cita y su amplificación es muy cómoda para los pacientes que tienen pérdidas principalmente en las frecuencias agudas. Se recomienda que el paciente cuente con destreza manual media para su colocación y uso.1

Intrauriculares / ITE

Los aparatos auditivos intrauriculares ITE (In The Ear) se fabrican a la medida y se colocan en la concha del pabellón auditivo, sujetándose del hélix en la parte superior, y del conducto auditivo en el interior. Todos los componentes se alojan en una sola concha de plástico sin el uso de tubos o cables exteriores. Este tipo de audífonos son utilizados por pacientes con pérdidas de moderadas hasta severas y requieren poca destreza manual.1

Intracanal / ITC

Como su nombre lo indica, los audífonos intracanales ITC (In The Canal) se diseñan a la medida y se introducen en el canal auditivo a una profundidad media, haciéndolos más discretos. Los diminutos componentes hacen que dentro de una pequeña cápsula se procesen los sonidos y se puedan adaptar a pacientes con pérdidas de audición desde moderadas hasta severas. Requieren de destreza manual media para su colocación y manejo.1

Completamente en el canal / CIC

Los auxiliares completamente en el canal CIC (Completely in The Canal) también son diseñados a la medida. Su inserción es profunda, siendo así muy discretos. Además al estar dentro del oído, pueden ayudar a disminuir los sonidos generados por el viento y dan mejor sentido de direccionalidad al paciente. La colocación y manejo de estos audífonos requieren de una buena destreza manual del paciente.1

Hay que tener en mente que la posibilidad de adaptar un estilo específico de audífono dependerá del tipo de pérdida auditiva del paciente, la forma y tamaño del conducto, la habilidad y destreza manual para operarlo y el estilo de vida entre otros factores. Su Profesional de la Audición podrá asesorarle y ayudarle a escoger el auxiliar auditivo más adecuado para usted.1