Audífonos

Saber más

Pérdida auditiva

Saber más

Ayude a un
ser querido

Saber más

La pérdida de audición

Está asociada con la dificultad para comunicarse, el aislamiento social, ansiedad y depresión. La solución más común para este padecimiento es el uso de auxiliares auditivos, que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas.1

Existen 360 millones de personas en el mundo con pérdida auditiva

9 de cada 10 son adultos y 1 de cada 10 son niños.2

Hipoacusia o pérdida de audición

Las condiciones crónicas más comunes, relacionadas con la edad y género son:
• Hombres: Deficiencias auditivas, artritis, enfermedades cardiacas, hipertensión y cataratas.
• Mujeres: Artritis, hipertensión, deficiencias auditivas, enfermedades cardiacas y cataratas.3

  • fact1-mx
  • fact1-mx
  • fact1-mx
  • fact1-mx
  • Fact 1
  • Fact 2
  • Fact 3
  • Fact 4

En México: 1 de cada 10 niños entre los 0 y los 14 años
La pérdida auditiva sin tratamiento afecta funciones cognitivas, físicas y sociales; además de estar relacionada con otras enfermedades como depresión y demencia.
Los adultos mayores con pérdida de la audición tienen un deterioro cognitivo acelerado que va del 30 % al 40 %, y un mayor riesgo de padecer alteraciones mentales, en comparación con las personas sin pérdida auditiva.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pérdida de audición es la segunda causa de discapacidad a nivel mundial.1

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la hipoacusia (pérdida auditiva mayor de 25 dB) es cada vez mayor. En el 2005 osciló en 560 millones de personas y se estimaron más de 700 millones en 2015; mientras que para el 2025 se calculan cerca de 900 millones. Análisis realizados en Canadá, Estados Unidos y Europa informan que hoy la audición se empieza a perder en promedio a partir de los 20 años, por lo que cada vez es más frecuente en gente joven. La pérdida de audición bilateral durante la infancia incluye el deterioro permanente en las habilidades lingüísticas y retraso en el desarrollo social. La discapacidad auditiva es especialmente evidente en los niños con pérdidas severas y profundas. Los costos de atención y educación de un niño con pérdida de audición son 3 veces mayores a los de un niño con audición normal. En los infantes aproximadamente 25 % de los casos son de origen genético, otro 25 % está asociado a factores de riesgo no genético, y en el 50 % restante la causa puede no ser determinada.8

Estilos de audífonos


No lo deje pasar

Así como recurrimos al oculista cuando notamos que no vemos bien, debemos prestar atención a nuestra audición con revisiones periódicas realizadas por un profesional, quien podrá diagnosticar el estado de su audición y asesorarle sobre las alternativas para conservar y atender su sistema auditivo.

Entre más rápido mejor

La pérdida de audición sin tratamiento afecta funciones cognitivas, físicas y sociales; además de estar relacionada con otras enfermedades como depresión y demencia, que merman la calidad de vida.5